Salud: Menos sal y menos azúcar

Sería bastante importante que toda la sociedad tome apunte de los consejos de la Organización Mundial de la Salud para lograr una alimentación más sana.

azucar_t670x470

Otra vez, la Organización Mundial de la Salud ha brindado ciertas recomendaciones orientadas a lograr una alimentación mucho más sana. En esta oportunidad, los consejos vuelven a estar vinculados con la ingesta de sal, que aun mundialmente sigue todavía siendo muy alta, y ahora, además con respecto a la de azúcar.

¿Qué cantidad sería un nivel normal de sal? La OMS lo dice que serían unos 5 gr diarios como máximo, y a su vez advierte que para la toda la población occidental lo más común es consumir prácticamente el doble. Como seguramente se recordará, el exceso en cuanto al consumo de sal lleva a los aumentos de los casos de hipertensión, que puede terminar en un infarto, en ataques cerebrovasculares o también en fallas renales.

Ahora con respecto al azúcar, el consumo calórico total diario debería estar en menos del 10 %, lo que aconseja el organismo es disminuirla a menos del 5%, el equivalente a unos 25 gr de azúcar por día para un adulto. Este tema, en especial, posee una alta incidencia en cuanto a la alimentación de los chicos y adolescentes, ya que a ellos como mercado potencial, es que se encuentran dirigidas la mayor parte de las bebidas gaseosas, golosinas, jugos y tortas. Estas cantidades de azúcar agregada que poseen estos alimentos pueden duplicar el riesgo de muerte cardiovascular, a incidir en la formación de caries y además en la epidemia de obesidad actual en el mundo.

En la Argentina, aunque además los niveles de ambos alimentos se encuentran por encima de los indicados por la OMS como saludables, es verdad que se viene trabajando en este tema. En el mes de noviembre, se aprobó en el Congreso de la Nación la ley por la cual los alimentos poseerán menos sal desde este año, todas las empresas tendrán que bajar la sal de sus productos dependiendo de los valores máximos estipulados, que alcanzan hasta el 15%, los saleros tendrán que encontrarse ausentes en las mesas de todos los restaurantes y se deberán que presentar diversas opciones de condimentos que no contengan sodio. Esta ley ha sido resaltada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ya que nuestro país es el segundo en el mundo en aprobar una ley de este tipo.

Es muy evidente que también además de tomar en consideración estas recomendaciones de la OMS y de poner en acción todas las normas que las contemplan, es de suma importancia afianzar este tipo de prácticas desde las escuelas y con varias campañas públicas de difusión de todas las consecuencias del gran consumo de dos alimentos tan conocidos y tradicionales a la vez como el azúcar y la sal.

En algunas pocas provincias, y a partir de mediados del año pasado en la ciudad de Buenos Aires, debido a la sanción de una ley que logró permitir su creación, ciertas escuelas han puesto quioscos saludables, como una forma de contribuir a este tan importante aspecto de la educación, no sólo de niños y adolescentes, sino que además de las familias mediante ellos.

Ojalá estas prácticas se expandan por todo el país y que la sociedad entienda la importancia de un consumo bastante moderado y saludable.

Hasta pronto!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *