Adelgazar con ansiolíticos ¿Son realmente buenos?

Los ansiolíticos además son conocidos como tranquilizantes, y se destacan por ser un fármaco que funciona como depresor del sistema nervioso central con el objetivo de disminuir o prácticamente eliminar esos tan indeseados síntomas de la ansiedad, donde uno de ellos se vincula con una alteración del hambre.

Inhiben-actividad-disminuyen-corporal-aumentar_CLAIMA20131022_0120_30 (1)

La ansiedad consiste en un estado anormal del organismo que genera un desajuste en el hipotálamo, glándula que controla las reservas de energía dentro del cuerpo, lo cual genera que determinadas personas tengan la necesidad de comer mucho más de lo debido y que no logren controlar su apetito.

Los ansiolíticos para adelgazar surgen como una alternativa sumamente efectiva para controlar esto, pero en verdad es que hay un amplio debate en cuanto a esto.

Como los ansiolíticos no curan los problemas de la ansiedad, se habla de una solución pasajera al control de los síntomas de la ansiedad, pero no como una buena solución al trastorno.

¿Cómo funcionan los Ansiolíticos para adelgazar?

medicamentos-para-adelgazar-si-o-no-1

Los ansiolíticos actúan ante el sistema nervioso central, disminuyendo sus funciones de manera considerable, en donde las reacciones ante recibimiento de información, estímulos y coordinación general se ve bastante perturbada. Pero los ansiolíticos lo que hacen es abordar los síntomas de la ansiedad de manera temporal, mientras perduran sus efectos, más tarde el organismo sentirá los mismos trastornos de la ansiedad.

No sirven para adelgazar, los ansiolíticos después de un uso prolongado terminan volviendo más crónicos los síntomas. Mostrando además una serie de efectos secundarios así como por ejemplo problemas de memoria, disminución de la libido, enlentecimiento cognitivo y motor, hasta incluso pueden generar un aumento de peso. De todas formas sin lugar a duda uno de los efectos secundarios más peligrosos para el organismo es que los ansiolíticos crean una fuerte adicción al fármaco, debido a que el cuerpo obtiene una tolerancia a la dosis y requiere cada vez más de cantidades mucho más grandes.

Varias personas piensan que es bueno tomar ansiolíticos para bajar de peso, pero es un grave error, ya que estos fármacos no reducen la ansiedad alimenticia, sino que lo que hacen es disminuir la ansiedad nerviosa o también de estrés, consiguiendo un efecto sedante en el organismo. Esta ansiedad por los alimentos se puede tratar con otros productos que produzcan saciedad y al mismo tiempo ayuden a bajar de peso. Normalmente los ansiolíticos inhiben la actividad física, reduciendo la grasa corporal pero acaban generando un aumento del apetito, no siendo el fármaco apropiado para eliminar kilos.

Un pensamiento sobre “Adelgazar con ansiolíticos ¿Son realmente buenos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *